BELLOCH PSICOPATOLOGIA PDF

Este planteamiento no es en realidad tan diferente del anterior, aunque, en lugar de aplicar un componente cuantitativo, lo hace en forma cualitativa, lo que, tradicionalmente, ha conllevado a juicios de valor. Sin embargo, no es posible separarlos con nitidez, ni considerar la salud como la ausencia de enfermedad. Dentro de estos conceptos podemos encontrar diferentes posturas: Esencialista Esencia que subyace y que hay que descubrir. El problema de esta postura es que confunde la esencia de la enfermedad con su causa y la cosifica. Social Concepto generado por la sociedad, sus expectativas y el papel del enfermo. Lo cierto es que no hay unidad en las perspectivas que abordan y contribuyen a su crecimiento.

Author:Tele Tojami
Country:Uzbekistan
Language:English (Spanish)
Genre:Sex
Published (Last):5 May 2018
Pages:272
PDF File Size:13.24 Mb
ePub File Size:2.97 Mb
ISBN:507-6-65877-846-4
Downloads:10197
Price:Free* [*Free Regsitration Required]
Uploader:Dikazahn



Imgenes alucinoides. Algo similar sucede bargo, en las distorsiones perceptivas los estmulos con los otros dos trminos, aberracin y error, que son un punto de partida necesario aunque, como parecen remitir adems a un aspecto que difcil- en toda percepcin, no suficiente , y tienen una in- mente es aplicable a muchos de estos trastornos: fluencia desigual sobre el output o el resultado aluden a que la persona poda haber hecho algo final, como sucede en las ilusiones que clsicamen- para no equivocarse en su percepcin, para no te ha estudiado la psicologa experimental.

Lo co- errar. En este sentido, resulta muy problemtico mn a los engaos y las distorsiones es el hecho de admitir que la mayor parte de las personas que alu- que la persona tiene una experiencia perceptiva, cinan puedan hacer algo por controlar o evitar tanto si sta se fundamenta como si no en una tal experiencia; o que cualquiera de nosotros, por percepcin autntica: de ah que hayamos opta- poner un ejemplo ms comn, sea capaz de evitar do por su inclusin en un mismo captulo.

Pese a En definitiva, en los engaos perceptivos el es- ello, y por las razones antes expuestas, nos parece tmulo es, en la mayor parte de los casos, slo un un punto de partida viable para abordar este im- supuesto: el ejemplo ms obvio de esta afirmacin portante captulo de la psicopatologa.

As pues, lo constituyen sin duda las alucinaciones. Sin em- sobre la base de esta distincin entre distorsin y en- A. Belloch, R. Baos y C Perpi gao expondremos la clasificacin de los trastornos nes perceptivas, para continuar despus con el de perceptivos, incluyendo a los fenmenos ms re- sarrollo de los engaos, errores o aberraciones pe presentativos de cada categora. La clasificacin ceptivas que clsicamente han constituido el tem completa se recoge en la Tabla 1. En las pginas central de este grupo de anomalas mentales o psi que siguen comentaremos las principales distorsio- copatologas.

Por lo tanto, son las caractersticas del re- como hipoestesias. La ausencia absoluta de percep- ceptor, y no las del contexto o las del estmulo, las cin de la intensidad estimular se denomina aneste- que probablemente se hallan aqu alteradas. La ano- sia. Una modalidad especial la constituye la percep- mala puede tener origen neurolgico, o guardar re- cin de la intensidad de los estmulos que causan lacin con una alteracin transitoria de los rganos dolor: en este caso se habla de hiperalgesias versas sensoriales como sucede en ciertos estados txi- hipoalgesias, en donde la ausencia total de percep- cos, o bien puede ser de origen funcional como cin de dolor se denomina analgesia.

En este l- Sabemos que la intensidad con la que percibimos timo caso, la alteracin sera claramente de natura- los estmulos, como por ejemplo la luz, depende no leza perceptiva, ya que tanto los receptores neurales slo del propio estmulo luminoso, sino tambin de como los sensoriales funcionan correctamente o otros muchos factores, tales como el cansancio, la dentro de los lmites de la normalidad. Por lo tanto, la intensi- las depresiones, y se manifiesta mediante quejas so- dad con la que podemos percibir un determinado bre la incapacidad para sentir o notar los sabores, estmulo en un momento dado no es simplemente los olores, los sonidos, etc.

Todo me sabe igual. En este sentido, puede hablarse de mente ruidosa. Esta alteracin es frecuente no slo un continuo o dimensin de percepcin de la in- en los trastornos afectivos o del estado de nimo, tensidad de los estmulos, que vara como conse- sino que tambin puede aparecer asociado a un cuencia de: a las caractersticas del estmulo a per- trastorno de ansiedad, a migraas, o en estados t- cibir, b el contexto o el momento en que se xicos, tales como la ingestin aguda de alcohol.

Sin embargo existen ciertas situacio- mal. Otro ejemplo, especialmente para el caso de Psicopatologia de la percepcin y la imaginacin las algesias, lo constituyen las histerias de conver- C. Dentro de estas ltimas se biante, lo que suele servir para distinguirlas de distingue entre micropsias y macropsias o megalop- otras hiperalgesias de origen orgnico. As pues, sias , en las que los objetos reales se perciben, res- estos pacientes pueden presentar una amplia va- pectivamente, a escala reducida o muy lejanos o a riedad de sntomas relacionados con anomalas en escala aumentada o muy cercanos.

Cuando estas la percepcin de la intensidad estimular: desde distorsiones se refieren al propio cuerpo reciben el anestesias hasta hiperalgesias y dolor psicgeno, nombre de autometamorfopsias Scharfetter, La persona suele ser consciente de las anomalas En todo caso, es importante tener en cuenta que que est experimentando, y sus reacciones emocio- muchas enfermedades de origen neurolgico, y nales ante la experiencia varan enormemente, pues por lo tanto con una etiologa claramente orgni- pueden ir desde el agrado hasta el terror y la ira.

En ca, cursan con alteraciones de este tipo, por lo que la mayor parte de las ocasiones, las metamorfopsias debemos ser cautos a la hora de aplicar un diag- se asocian a distorsiones en la percepcin de la dis- nstico de trastorno funcional esto es, sin causa tancia: por ejemplo, un paciente puede ver sus pro- orgnica ante la aparicin de distorsiones de este pios pies mucho ms grandes de lo que en realidad estilo.

Todas estas anomalas se presentan en una amplia gama de situaciones: desde los trastornos neurolgicos B. Pero tambin pueden aparecer en trastornos mentales, como las esqui- Se trata de anomalas poco frecuentes, que a veces zofrenias o las depresiones: por ejemplo, un pa- aparecen en los estados orgnicos y en la esquizo- ciente esquizofrnico puede quejarse de que todo frenia. El paciente parece incapaz de establecer los lo que come est amargo, o de que las flores hue- nexos que habitualmente existen entre dos o ms len a excrementos; y un depresivo puede decir que percepciones procedentes de modalidades senso- todo lo ve en el sentido de que lo experimenta o riales diferentes.

Por ejemplo, un paciente que est lo vive negro, opaco o sin color. Sin embargo, si le viendo la televisin experimenta la sensacin de pedimos que enumere los colores de un cuadro, que existe una especie de competicin, e incluso los identificar correctamente.

De nuevo, en este un conflicto, entre lo que oye y lo que ve, como si tipo de casos nos hallamos frente a un correcto ambas sensaciones no tuvieran nada que ver entre funcionamiento de los rganos sensoriales: es la s, o como si vinieran de fuentes de estimulacin percepcin del mundo la que est alterada en este diferentes, y lucharan entre s por atraer su aten- paciente Gelder, Gath y Mayou, ; Sims, cin.

Las conexiones entre ambas modalidades sen- Baos y C. Perpi han establecido correctamente, y por ello la perso- Y quin de nosotros es capaz de no ver la paloma na tiene la sensacin de que proceden de fuentes que sale de la bocamanga del prestidigitador. Como diferentes y de que atraen al mismo tiempo sus re- seala Reed , en todos estos casos podemos cursos atencionales Sims, En estos casos encontrar ciertos elementos comunes: por un lado, estamos ante un ejemplo de lo que se denomina es- una cierta predisposicin personal a interpretar la cisin perceptiva, en la que el objeto percibido se estimulacin en un sentido y no en cualquiera de los desintegra en fragmentos o elementos.

El fenmeno opuesto a la escisin se de- experiencias que calificamos como ilusiones es que nomina aglutinacin, y consiste en que las distintas los estmulos que estamos realmente percibiendo se cualidades sensoriales se funden en una nica expe- combinan con una imagen mental concreta.

En este caso, el paciente parece Un tipo especial de ilusin es la pareidolia, en la incapaz de distinguir entre diferentes sensaciones. Un ejemplo que surgen de una chimenea. Naturalmente, las pa- sera la audicin coloreada, es decir, ven colores reidolias no son en absoluto patolgicas quiz lo cuando se escucha msica. En este LAS ILUSIONES caso, la persona tiene la sensacin de que no est sola, aunque no haya nadie a su alrededor, ni sea La ilusin puede conceptualizarse como una distor- capaz de identificar claramente algn estmulo que sin perceptiva en la medida en que se defina como apoye esa sensacin, tal como una voz, una msica o una percepcin equivocada de un objeto concreto cualquier otro signo similar.

Este fenmeno es ex- Arnold, Eysenck y Meili, , vol. Esto traordinariamente frecuente en ciertas situaciones equivale a admitir que las ilusiones son perceptos vitales, tales como el cansancio fsico extremo o la que no se corresponden con las caractersticas fsi- soledad acompaada de disminucin drstica de es- cas objetivas de un estmulo concreto. Desde una timulacin ambiental. Pero tambin puede aparecer perspectiva psicolgica clsica, las ilusiones son el asociado a estados de ansiedad y miedo patolgicos, resultado de la tendencia de las personas a organi- a esquizofrenia, a histeria y a trastornos mentales de zar, en un todo significativo, elementos ms o menos origen orgnico.

Tngase en cuenta que los estados aislados entre s o con respecto a un fondo. La ilu- emocionales intensos constituyen una causa funda- sin de Mller-Lyer, las ilusiones por contraste, o las mental para la aparicin de ilusiones. As, por ejem- figuras reversibles, son ejemplos tpicos de ilusin, plo, en un estado delirante agudo el umbral percep- ampliamente estudiados por la psicologa experi- tivo es ms alto de lo normal y el paciente se mental.

Por su parte, la vida cotidiana nos ofrece encuentra aturdido, ansioso, activado, etc. Segn tas veces hemos credo ver a un amigo al que Hamilton , las ilusiones tienen cierta impor- estamos esperando en la puerta del cine y, al acer- tancia diagnstica al menos por tres motivos. En pri- carnos con nuestra mejor sonrisa, o al darle un gol- mer lugar, por su probable asociacin con otros sig- pecito en la espalda, nos damos cuenta del error.

O nos y sntomas; en segundo lugar, porque son quin no ha escuchado alguna vez pasos detrs de indicativas de un estado emocional elevado; y final- uno al caminar por una solitaria y oscura callejuela. En todo caso, es importante recalcar que las ilu- Una vez examinadas las distorsiones perceptivas siones son el producto de una combinacin entre vamos a dedicar el resto del captulo a los engaos predisposiciones internas o subjetivas deseos, mo- perceptivos, que tradicionalmente constituyen el tivos, expectativas, emociones, cansancio, etc.

Y en gran medida poseen como por la complejidad que revisten. ENGAOS PERCEPTIVOS Entramos ahora en la exposicin del segundo gran de entender y explicar: lo que el clnico llama alu- apartado de las psicopatologas de la percepcin y la cinacin es una experiencia sensorial normal para imaginacin, que genricamente hemos agrupado el paciente, es decir, un percepto como cualquier bajo el rtulo de engaos perceptivos.

Comenzare- otro Sims, Entender esta paradoja es, en mos por el estudio del ms significativo de esos enga- cierto sentido, comenzar a entender qu significa la os, las alucinaciones, ya que en muchos casos las experiencia alucinatoria. Sin embargo, la historia delimitaciones conceptuales de los restantes engaos nos ensea que el camino de esa comprensin no perceptivos toman como marco de referencia com- ha sido precisamente sencillo ni lineal.

La primera parativa la experiencia alucinatoria. La actividad del cerebro es tan Las alucinaciones constituyen, como ya hemos dicho, intensa que el visionario, la persona que alucina, los trastornos ms caractersticos de la psicopatolo- otorga cuerpo y realidad a las imgenes que la me- gas de la percepcin y la imaginacin, y uno de los moria recuerda sin la intervencin de los sentidos sntomas de trastorno mental por excelencia: el pro- citado en Slade y Bentall, , p.

Sin embargo, pese a su indudable valor cho ms concreta de los fenmenos alucinatorios, diagnstico, no siempre indican la presencia de un ya que simplemente los conceptualiz como per- trastorno mental, o dicho en otros trminos, su apari- cepciones sin objeto. Esta definicin estaba desti- cin no est reservada en exclusiva a personas con nada a hacerse extraordinariamente popular y sigue trastornos mentales: algunas personas sanas mental- mantenindose an hoy en muchos textos presti- mente pueden experimentarlas en ciertas situaciones, giosos.

A su amparo surgieron multitud de modelos pueden ser provocadas bajo condiciones estimulares y teoras explicativas que, pese a sus diferencias, especiales y, por ltimo, histricamente han consti- tienen en comn la insistencia en los aspectos per- tuido incluso un objeto de deseo para muchas perso- ceptivos de la alucinacin, o si se prefiere, de falsa nas de muy diferentes mbitos culturales.

Este tipo de definiciones se han en- globado tradicionalmente bajo el rtulo de postura perceptualista, dentro de la cual se desarrollaron a 1. El concepto de alucinacin su vez tres acercamientos: Una de las caractersticas ms evidentes de la aluci- 1. Las alucinaciones son imgenes intensas y, nacin es, al mismo tiempo, una de las ms difciles por tanto, seran ms bien un trastorno de la imagi- A. Perpi nacin, ya que lo que sucede es que el sujeto perci- ciones necesarias de la percepcin son la presencial be la imagen con tanta intensidad, que cree que ha de un objeto, adems de una estimulacin adecua- adquirido un carcter perceptivo.

Con otras pala- da de los rganos sensoriales. Las alucinaciones, al I bras, la alucinacin sera considerada como una re- no reunir estas dos condiciones no pueden ser ca-1 presentacin exteriorizada. Psiquiatras de la escue- sificadas como percepciones, ni en el fondo sel la francesa, como Falret, seran representantes de debera utilizar siquiera este trmino a la hora d e l esta tendencia. Las alucinaciones son un fenmeno ms sen- Pese a estas consideraciones, es obvio que la de- I sorial que perceptivo.

Aqu el matiz se sita en las finicin de Ball ha tenido mucho ms xito del que estimulaciones externas, tan intensas que haran cabria suponer. Como muestra, repase los diversos que el sujeto tuviera un recuerdo de dicha estimula- tratados sobre psicopatologa incluyendo el pre- cin y, por ello, las experimentara como si la esti- sente y compruebe el captulo en el que se inclu- mulacin estuviera realmente presente.

Baillarger y yen las alucinaciones: invariablemente se explican Goldstein apoyaron este planteamiento. Las caractersticas fundamentales de las alu- la percepcin. Y, como es lgico, algo similar suce- cinaciones son corporeidad tienen cualidades obje- de si se estudian los textos de los grandes autores tivas y espacialidad aparecen en el espacio objeti- de la psicopatologa, tales como Henry Ey , vo exterior y no en el espacio subjetivo , y por lo para quien la alucinacin es un trastorno psicosen- tanto se pueden concebir como percepciones cor- sorial diferente de la ilusin y de la interpretacin preas vivenciadas en el espacio externo Jaspers, delirante, y que en su forma ms caracterstica con- A partir de esta consideracin, Jaspers defi- siste en una percepcin sin objeto.

Las alucinaciones son una modalidad mentalmente porque el paciente que alucina distin- de experiencia prxima a la percepcin sensorial Scharfetter, , p. Otras crticas aluden al hecho de que se Psychiatry: trata de una conceptualizacin incompleta, inexac- ta y hasta contradictoria, adems de partir de una Una alucinacin es un percepto que se experi- interpretacin incorrecta de la definicin original menta en ausencia de un estmulo externo a los r- de Esquirol.

Es incompleta porque, entre otras ganos sensoriales, y con una cualidad similar a la de cosas, no hace referencia al trastorno de la con- un percepto verdadero Gelder et ai, , p. Esta ltima consideracin es de suma impor- tales, como el manual diagnstico DSM-I1I-R, tancia, puesto que hay autores como Reed de la American Psychiatric Association APA, que consideran que el atributo esencial de la aluci- , son claramente deudores de la definicin nacin es la conviccin de realidad de la experien- de Ball: cia que mantiene el individuo.

Por otra parte, la de- finicin de Ball es inexacta y contradictoria en los Percepcin sensorial sin estmulo externo del trminos en que se expresa, puesto que las condi- receptor correspondiente APA, , p. Psicopatologa de la percepcin y la imaginacin Frente a este tipo de planteamientos que, sin du- enmarcan dentro de la psicopatologa de corte psi- da, son los ms extendidos dentro de la historia de quitrico tradicional y, como es lgico, quedan re- la psicopatologa, se encuentra un segundo grupo lativamente alejados de la investigacin psicolgica de definiciones que subraya, en cambio, la impor- y sus diferentes modelos o perspectivas, las cuales, tancia ya sealada por Esquirol de la conviccin dicho sea de paso, se han interesado muy poco por ntima frente a los componentes sensoriales.

En las alucinaciones, como afirman Slade y Bentall este contexto, la alucinacin sera fundamental- Con todo, hay afortunadamente honrosas mente un fenmeno de creencia, de juicio, y por excepciones. Horowitz fue de los primeros tanto debera ser considerada como un trastorno de en ofrecer una visin diferente a la tradicional de la naturaleza intelectual. Este grupo de definiciones se psicopatologa psiquitrica, al plantear una defini- ha denominado como postura intelectualista.

Adems se enfa- to: codificacin, evaluacin y transformacin de la tizan dos aspectos de la creencia alucinatoria: por informacin. Desde este planteamiento Horowitz un lado, la creencia de que se percibe algo juicio afirma que: psicolgico y por otra, la creencia de que lo que se percibe es real juicio de realidad. Ad- 1 se producen en forma de imgenes, 2 proce- den de fuentes internas de informacin, 3 son mitir este principio permitira adems distinguir evaluadas, incorrectamente, como procedentes de entre alucinacin psicopatolgica y alucinacin fuentes externas de informacin, y 4 habitual- experimental, ya que en esta ltima el sujeto tiene mente se producen como una intrusin.

Cada uno alterado el juicio psicolgico perceptivo , pero no de estos cuatro constructos hace referencia a un el juicio de realidad, es decir, no est convencido de grupo diferente de procesos psicolgicos, aunque que lo que est percibiendo es real, objetivo, per- en su conjunto configuran una nica experiencia teneciente al mundo exterior.

Este enfoque choca Horowitz, , p. Segn estos autores, una alucinacin se pue- cuando el paciente es capaz de dudar, de poner en de definir como: cuestin, la veracidad o plausibilidad de su creen- cia delirante.

Una experiencia similar a la percepcin que a ocurre en ausencia de un estmulo apropiado, b En tercer y ltimo lugar, se encuentra un grupo tiene toda la fuerza e impacto de la correspondien- de autores que, en cierto sentido, siguen la lnea te percepcin real, y c no es susceptible de ser di- enunciada por Esquirol, ya que consideran que la rigida ni controlada voluntariamente por quien la alucinacin sera una alteracin tanto de pensa- experimenta Slade y Bentall, , p.

Uno de sus representantes es Marchis otras experiencias similares Slade, a,b; Slade, , que conceptualizaba las alucinaciones como ; Slade y Bentall, ; Bentall, a,b. El primer criterio, utilizado ya por Es- del paciente. Este A.

BAUPLAN CNC FRSMASCHINE SCORPION PDF

'+_.J(b)+"

.

HUISSTIJLHANDBOEK PDF

MANUAL DE PSICOPATOLOGÍA. VOL. I

.

EDSS SCORE SHEET PDF

Amparo Belloch, MANUAL DE PSICOPATOLOGÍA, Volumen I

.

ETHICS FRANKENA PDF

8 libros de psicopatología que todo psicólogo debe conocer

.

Related Articles