LOS SAUCES ALGERNON BLACKWOOD PDF

Sus siluetas retorcidas, oscuras, recortadas contra la noche, parecen moverse sigilosamente en la niebla. Los sauces. Sus aguas se dispersan, se torna un pantano de millas y millas, cubierto por un vasto mar de bajos arbustos de sauce. Porque el viento levanta olas que se alzan y se derraman, olas de hojas en lugar de olas de agua, verdes elevaciones como en el mar, hasta que las ramas se yerguen y se tuercen, y entonces las olas se tornan de un blancas, mostrando el reverso de las hojas bajo la luz del sol. Aunque la tarde se demoraba, los golpes incesantes del viento nos hicieron sentir agotados, y pronto buscamos un buen sitio para acampar durante la noche. Cesaron los juegos.

Author:Tygodal Goltim
Country:Georgia
Language:English (Spanish)
Genre:Software
Published (Last):7 June 2012
Pages:447
PDF File Size:7.11 Mb
ePub File Size:2.51 Mb
ISBN:187-2-53162-864-8
Downloads:34505
Price:Free* [*Free Regsitration Required]
Uploader:Samulkree



Lo de la nutria, anoche. Me refiero a No estaba molesto en lo absoluto. Completo idiota. Estuvimos escuchando atentamente. Viene desde todas direcciones a la vez. Viene de los sauces, de alguna manera.

Es su llanto, me parece, o su No hay pan. A menos que seamos reclamados primero como sacrificio. Nada en mi memoria puede compararse con aquel zumbido incesante y embozado que se elevaba desde aquel desierto mundo de sauces y pantanos. El habla le aliviaba. Era como estar enfermo. Es algo desconocido. Incluso los turistas hubieran sido bienvenidos.

Sin embargo mi temor no era un ordinario temor sobrenatural. Ellos nos afectaron de maneras diferentes, a cada uno en la medida de su sensibilidad y poder de resistencia. Era un nuevo orden de experiencia; un orden ultraterreno, en el verdadero sentido de la palabra. Pero el canalete, la canoa, la comida mermada En verdad lo has hecho. Si la otra orilla es Debemos sentarnos y esperar.

Nuestra insignificancia tal vez pueda salvarnos. El canalete y la canoa y las provisiones lo prueban. Pienso que pueden sentirnos, pero no pueden realmente vernos. Debemos permanecer con la mente tranquila, son nuestras mentes lo que ellos pueden sentir. Pero te lo digo ahora: no es ninguno de los dos. El brillo de sus ojos era horrible.

Si dejamos que nuestras mentes traicionen nuestro miedo estamos perdidos, completamente perdidos. No te refieras a ellos con un nombre. Nuestros pensamientos trazan espirales en su mundo. Debemos mantenerlos fuera de nuestras mente a toda costa. Nunca he anhelado por el sol con tanta fuerza como lo hice entonces, en la horrenda negrura de aquella noche de verano. El viento no puede explicar todos esos sonidos. No puedo, simplemente no puedo Si no lo has adivinado me alegro por ti. No lo intentes.

Ellos lo han puesto dentro de mi cabeza; trata con todas tus fuerzas de evitar que lo pongan en ti. Me detuve a la mitad, alcanzado de nuevo por el antiguo terror. No podemos quedarnos ahora; debemos guardar la tienda e irnos en este mismo instante, y seguir sin parar Al amanecer partiremos a toda velocidad.

Permanecimos juntos, casi espalda contra espalda, andando a tientas entre los arbustos y a lo largo de la ribera. Era el Sueco. No era figura humana, pero tampoco era animal.

Me hizo dejar de pensar en ellos. Entre los dos logramos ponerlos sobre una pista falsa. El zumbido ha cesado. Se ha ido Ninguno de nosotros dijo una sola palabra. Aquel sonido de una multiplicidad de suaves pasos era de nuevo audible afuera, llenando la noche de horror. Esto era un pecado imperdonable. Era el mismo zumbido familiar Pero todo ha terminado ya, de cualquier manera.

Evidentemente, recordaba todo excepto su intento de suicido. Me siento tan seguro de ello como si Lentamente se puso en pie. Creo que si buscamos, lo encontraremos.

Estaba rozando la corriente principal. Algernon Blackwood

REMARKABLE HEALINGS BY SHAKUNTALA MODI PDF

Los sauces, Algernon Blackwood: El horror está ahí, aunque sólo veas su sombra entre las ramas

View all 4 comments. I loved his style of writing. Although very similar, I find this work much weaker than the Wendigo, which, despite suffering from the same issues, I actually enjoyed. Los sauces This story is told by an unnamed man who, along with his unnamed traveling companion, referred to only as the Swede, travels down the Danube River by aogernon on what was supposed to be an exhilarating adventure. Bit monotonous, but an effective slow build of tension nonetheless.

ISOBELLE CARMODY WAVESONG PDF

Los Sauces

.

Related Articles